Relato porno Se cogieron a mi esposa Alejandra (01) xxx


Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

3.06 / 5 (63 votos)

Se cogieron a mi esposa Alejandra (01)

Categoría: Confesiones Comentarios: 0 Visto: 28871 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 29/07/2016, por: Anonimo

¡ULTIMO DIA! SEXSHOP OFERTAS DEL 60% DESCUENTO SOLO HOY (TODOS LOS ENVIOS GRATIS Y CON MAXIMA DISCRECION)

Estábamos mi esposa Alejandra y yo  en un Pub bailable tomando una cerveza bien helada, afuera el calor era considerable, pero adentro la temperatura se elevaba debido a la cantidad de gente que había en el lugar, Ale estaba radiante, con su pollera blanca, amplia, corta y de tela muy liviana, que dejaban ver esas piernas bien torneadas, su blusa casi transparente que marcaba esos pechos enormes bien levantados, que con su abdomen plano resaltaban aún más,  a pesar de sus  cuarenta y un años. De pronto mi mujer se levantó de la silla y su pollera se subió de tal manera que dejo ver toda la redondez de su hermosa cola que con la tanga que traía puesta parecía que estaba desnuda ya que era muy diminuta, Ale siguió camino a los baños sin darse cuenta el percance de la pollera hasta que un tipo le metió una mano y ella se dio vuelta rápidamente, lo miro y pude notar que eso le había gustado, cuando volvió no me dijo nada, no hizo ni un solo comentario, quizás porque temía a mi reacción o quizás porque el tipo le había gustado, eso tenía que averiguarlo y debo confesar que la situación me había excitado mucho, entonces le pedí a Alejandra si podía acercarse a la barra para pedir la cuenta ya que el mozo no venía, ella pregunto si ya quería irme, le dije que no solo que  me encantaba mirarla y observar como la miraban los tipos, ella entendió que yo sabía lo que había pasado y no dudo en levantarse pero en vez de ir a la barra se desprendió un botón de la camisa cosa  que dejaba ver su corpiño blanco que sostenían esos pechos que se morían por salir, doblo y levanto su pollera, me miro a los ojos, se acercó a mi oído y con vos susurrante me dijo -queres verme putita hoy?- mi respiración se comenzó a acelerar, me temblaban las manos, este juego siempre me había gustado pero nunca lo habíamos llevado a la práctica, al verme así ella volvió con la pregunta, pero esta vez fue un poquito más allá y dijo –

      que tan putita queres que sea? Hoy te doy todo lo que quieras, vos pones el límite. Entonces la mire y le dije

      vamos por todo, hagamos esta noche de sexo libre, te parece?

      libre sí, pero hago lo vos que quieras-

      ok, quiero que camines por ahí y que si alguien quiere que te dejes tocar-

    hecho si queres eso lo hago ya-

dijo y salió moviendo el culito y levantando los brazos en señal de libertad al ritmo de la música que ya estaba en tono festivo, un tipo la abrazo por la cintura y la acerco asía el, ella me miro y yo le hice un guiño dándole mi aprobación, comenzaron el baile y el acercamiento, el hombre la abrazaba, la apoyaba desde atrás y ella se dejaba, el en cada oportunidad que encontraba pasaba sus manos por las nalgas de Ale, en un momento la tomo desde atrás y suavemente comenzó a meter su mano por entre medio de la blusa en busca del ombligo o quizás más abajo, por lo que ella se asustó y dejo de bailar, pronto estuvo en la meza conmigo y me dijo

-de verdad queres esto? Porque David (así se llamaba el tipo) me está apoyando y siento su bulto erecto detrás mío.-

-Solo respondí -te quiero bien putita-

-vamos a llegar lejos con esto no te importa?

-Vamos hasta donde la putita quiera, –

le respondí .ella tomo una copa de champaña de un solo trago, y se encamino nuevamente a la pista, una vez allí volvió David, pero esta vez trajo a un amigo y los dos comenzaron a bailar con ella, ya a estas alturas tanto David, como su amigo se habían percatado de como venía el juego, por lo que bailaron, manosearon bien a Alejandra y luego la acompañaron a la mesa, los invite a sentarse se presentaron, el otro chico se llamaba Marcelo, y eran de unos veinticinco años, pedimos unas cervezas. Ale se levantó para dirigirse al baño, entonces le pedí que se acercara, puso su oído y le dije si queres cogértelos hoy es el día, pensalo, cuando vuelvas sino traes tanga puesta es porque queres cogértelos y sino tomamos las cervezas y nos vamos a casa. Al regresar Ale se sentó a mi lado, me abrazaba y me besaba como loca, mi mano izquierda comenzó a subir lentamente por su pierna, yo temblaba por saber su respuesta, la situación me encantaba, pero los nervios me traicionaban y me hacían beber más, mi mano alcanzo por fin su escaso vello púbico, la respuesta era evidente, quería coger con esos chicos. Seguimos tomando y riéndonos, la charla se había puesto muy caliente, ellos contaban sus hazañas con chicas y Ale se mojaba cada vez más,  hasta que en un momento le pregunte a David si se animaba a darle un beso a mi esposa delante mío, este se acercó la miro los ojos, puso su mano en la pierna de Ale y la beso apasionadamente, ella se dejó hacer, entonces cuando terminaron el morreo dijo Marcelo ahora me toca a mí, a lo que dije si ella quiere, Ale se acercó a él por encima de David, quien introdujo su mano debajo de la falda de Ale. Comenzamos así a besarla uno por vez  y le levantábamos en cada turno un poquitín más la pollera, yo ya no aguante más y les pedí que nos  fuéramos a otro lugar ya que estábamos dando un espectáculo impresionante. Subimos a nuestro auto, David y Marcelo se subieron atrás, al recorrer un par de cuadras camino a casa, Ale con mirada de muy putita me pidió si la dejaba pasarse atrás con los chicos, a lo que respondí que si ella lo deseaba, que lo hiciera, una vez que estuvo con ellos atrás les dije – muy bien chicos es horas de hacerle la fiestita a mi esposa que hoy es mi putita y la de Uds., Marcelo saco su pija y mientras Ale se la mamaba David le metía sus dedos en la conchita, ella gemía como loca, al llegar a casa ni bien pasamos la puerta Marcelo la llevo al sillón en donde sin dejarla respirar y sin condón se la metió hasta el fondo de coño, David la besaba y besaba sus magistrales tetas al aire, mientras ella me miraba y decía entre gemidos – te gusta tu putita papi-, Marcelo se la saco y ella le pedía que se la ponga, entonces toco el turno de David, quien le decía a Ale que si quería que la cogiera que le suplique, ella se arrodillo y le suplico mientras la verga de Marcelo entraba y salía de su boca, David la subió a sus piernas y comenzó a cogerla, Alejandra gemía como loca y pedía que se la diera por el culo, yo en un rincón me masturbaba y no podía creer lo puta que era mi mujer . David la puso en cuatro  patas y acerco el glande al culito de Ale mientras ella mamaba la verga de Marcelo, entonces David me dijo

-queres que se la meta?

A lo que le dije que sí, entonces me dijo

-cuando queramos vamos a venir a cogerla, ese es el trato sino no le rompo el culo-

La mire a ella y dijo si con un movimiento de cabeza, ok le dije

-pero no siempre con el mismo amigo,-

– trato echo -dijo él y penetro dentro de ella haciéndola gritar  y acabar como una loca, el también lleno el culito de ella de semen y luego fue el turno de Marcelo que se la metió por la conchita y se la lleno de su blanca leche. Se vistieron y se fueron, con la promesa de volver…

CONTINUARA..

SEXSHOP OFERTAS DEL 60% DESCUENTO SOLO HOY (TODOS LOS ENVIOS GRATIS Y CON MAXIMA DISCRECION)

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Online porn video at mobile phone


wendy pornoxxx masoquistarelatos eroticos con mi tiaamor xxxconfesiones xxxrelatos eroticos.relatos de incesto y amor filialhistorias eroticas gayme coji ami sobrinarelatos eroticos hijorelatos eroticos peggingrelatos eroticos los amigos de mi hijorelatos eroticos de piesrelatos eroticos tetasrelatos erotucosrelatosde incestorelatos eroticos de maestrasrelatos eroticos hermanitarelatos eroticos de compadresrelatos eroticos ilustradosrelatos eroticos mujeres infielesrelatos eroticos esposa infielsexo con mi doctorsexo madres e hijossexo de hermanoscogiendome a mi suegraporno preparatoriainsesto con mi hermanauber xxxme la coji dormidarelatos eroticos sexosintabuesrelatos eroticos primasrelatos transrelatos eroticos hijarelatos eroticos ahijadarelatos eroticos milfrelatos xxx incestorelatos eroticos infielescuentos y relatos eroticosrelatos eroticos incestosexo con hermanastrarelatos erotivosmadre e hijo pornrelatos eroticos cunadasxxx oficinarelatos eroticos casadasporno de madres e hijoscojiendo con mi patronacuentos pornorelatos eroticos gay padre e hijorelatos eroticos violadarelatos zoome cojo a mamarelatos candentesrelatos eroticos brevescon mi suegra xxxrelatos eroticos gratisporno con mi tiorelatos eroticos en el metroxxx madres e hijosrelatos eroticos madre y hijorelatos eroticos mamadasrelatos eroticos en espanolcunadita xxxorgias realesrelatos eroticos xxxrelatos eroticos de incestocojiendo ami mamasexo en jacuzzirelatos eroticos pene granderelatos eroticos de jovenesrelatos eroticos sexo sin tabuesrelatos heroticosrelatos eroticos albanilesrelatos eroticos amanteserotismo xxxporno tia y sobrinorelatos adultosrelatos eroticos sin tabuesrelatos eroticos sobrinamilf incestorelatos infielescojiendo con mi tiatrios lesbicosporno gay banoshermanastros xxxeroticos relatostrios con mi esposarelatos eroticos de esposas infielesrelatos eroticos mi esposa con otroxxx con la secretariarelatoseroticosrelatos eroticos xxxrelatos eroticos mi primarelatos gay sin tabues